PRINCIPIOS EN LOS QUE SE BASA LA OPERACIÓN DE LA APLICACIÓN

Todos los clientes de GESTA, así como las personas que sean parte de éstos, en adelante “el o los clientes”, que tengan contratado un servicio con ella, pueden acceder, a través de Google Play o de App Store, a una aplicación segura y confiable que GESTA ha habilitado para una mejor administración de los servicios que ella brinda.

GESTA actualiza esta aplicación para que incorpore las mejores prácticas a nivel nacional e internacional, y que sean económicamente factibles. Como principio básico, GESTA no ofrece servicios remotos sin ofrecer conjuntamente los medios para proteger la información y el patrimonio de nuestros clientes en la ejecución de dichos servicios.

Los medios de seguridad que GESTA pone a disposición de sus clientes son proporcionales al bien que protegen. Es decir, co-substancial al concepto de seguridad empleado por GESTA está incorporado el concepto de proporcionalidad, que admite grados de seguridad en función del valor razonablemente estimado en general, de lo que se protege.

Es obligación implícita del cliente que usa la aplicación el estar informado de los distintos aspectos que involucran las prácticas de uso seguro de la aplicación. En general estas se informan en el presente documento, así como en la página web de GESTA.

En particular, se considera que no hay ningún sistema de seguridad que no cuente con un grado de colaboración del usuario. En consecuencia, el cliente debe asumir que los medios de seguridad que GESTA pone a su disposición para la utilización de la aplicación, consideran una práctica responsable, y cuidadosa en el uso de ellos.

Como es de conocimiento público, durante el año 2002 se promulgó y reglamentó la llamada Ley de Firma electrónica. En ella se establece que todo documento emitido electrónicamente tiene el mismo valor legal que uno emitido en papel y firmado manuscritamente cuando existe una práctica aceptada de autentificación. En particular para aquellos documentos que requieren ser aceptados públicamente se exige firma electrónica avanzada.

En particular, es nuestra interpretación que todo acceso a la aplicación de GESTA, donde se solicite autentificación, es equivalente a solicitar mediante documento electrónico (privado o público, según sea el caso) una autorización de acceso por parte del cliente o un representante autorizado. En consecuencia, un acceso fraudulento, será considerado, a lo menos, una falsificación de documento.

GESTA se hará parte en todos los procesos legales, que inicie por cuenta propia y colaborará con los iniciados por terceros, en que considere que se ha intentado causar daños o perjuicios, apropiarse indebidamente de datos, o conocer información personal sujeta o no al secreto de sus clientes.

Como principio básico, ningún funcionario de GESTA requiere ni tiene necesidad de conocer las claves secretas, o cualquier información confidencial que se use para los fines de autentificación remota de los clientes.

GESTA no almacena ni registra las claves secretas de sus clientes, sino sólo un número derivado que permite verificarlas cuando el cliente hace uso de ellas, pero no conocerlas.

GESTA no vende, traspasa, o permite el acceso a terceras personas de información personal de los clientes sin su expreso consentimiento.

Finalmente, los precios, calidad, estado y entrega de los bienes y servicios informados por Terceros ajenos a GESTA y que puedan publicitarse en la aplicación, serán de exclusiva responsabilidad de ellos. GESTA no tendrá ninguna responsabilidad en la oferta, administración ni entrega de bienes y servicios que puedan ser contactados u obtenidos a través de aplicación. Asimismo, GESTA no responderá en caso alguno por las obligaciones de Terceros o de los proveedores y/o distribuidores de los bienes y servicios de Terceros, ni otorgará garantía alguna por dichos bienes y/o servicios.